Eazel

Español

Medal of Honor: Warfighter

Descargar

Agarra tu fusil de asalto y embárcate en la guerra moderna en un juego que aspira a batir a Call of Duty

Pros

  • La campaña principal enfatiza en la historia de los personajes, aportando profundidad a la narrativa.
  • El modo multijugador es lo suficientemente variado como para entretenerte mucho tiempo.
  • El motor gráfico Frostbite 2.0 pone en pantalla una ambientación bélica espectacular.
  • El título está doblado al castellano, con lo que no deberás leer subtítulos para seguir la historia.

Contras

  • El diseño de los escenarios en el modo multijugador es quizá demasiado pequeño para según qué modos de juego.
  • Las texturas en algunas superficies no están tan definidas como nos hubiera gustado.

Medal of Honor: Warfighter es un juego de disparos en primera persona desarrollado por la compañía Electronic Arts y que nos sitúa en una contienda moderna que podrás instalar en tu ordenador con sistema operativo Windows.

La guerra moderna

La fórmula que inventó la dupla que forman Activision e Infinity Ward con la creación de Call of Duty: Modern Warfare encandiló a millones de jugadores de todo el mundo, y a nadie se le escapa que en la incesante lucha por el pastel de jugadores el también gigante Electronic Arts tendría algo que decir al respecto. Para eso nació Medal of Honor: Warfighter, una nueva entrega de una saga de disparos en primera persona legendaria que busca su sitio presentando una propuesta de guerra moderna muy similar al título de Inifinity Ward pero que pone el acento en otros aspectos más personales como un desarrollo de personajes menos estereotípico en el sentido de que aquí se pone especial énfasis en que sintamos que controlamos a alguien con sentimientos, con historia, con una familia que ha tenido que dejar atrás y cuya obligación de empuñar un arma en el campo de batalla lo lleva a tener que tomar decisiones difíciles que afectan a nuestra propia moralidad y nos pone en tesituras de las que carecen otras sagas de videojuegos de acción.

En paralelo a otra franquicia como Battlefield, Electronic Arts nos propone un juego muy bien acabado cuya campaña principal nos llevará a visitar lugares tan dispares como Estados Unidos, Somalia e incluso Madrid, donde el protagonista intentará salvar su matrimonio. Historias personales que se enmarcan en un contexto real, pues las situaciones a las que tendremos que hacer frente durante las partidas están basadas en sucesos ocurridos durante los últimos años en cada uno de sus emplazamientos. La estructura de misiones se presenta de manera clásica, con una cinemática de introducción para cada una de las doce fases del juego. Un aspecto mejorable hubiera sido su duración, porque la sucesión de momentos, algunos de ellos muy previsibles, no supera las seis horas. Eso sí, la espectacularidad por bandera en un juego que hace gala de unos valores de producción altos, aunque no esté todo lo bien resuelto que debiera para pasar a la historia como uno de los mejores de su género.

Historias personales que se enmarcan en un contexto real, pues las situaciones a las que tendremos que hacer frente durante las partidas están basadas en sucesos ocurridos durante los últimos años en cada uno de sus emplazamientos

A los mandos de nuestro soldado, el control nos permitirá realizar cualquier tipo de acción. Correr, disparar, lanzar granadas, agacharse, tumbarse en el suelo e incluso asomarnos desde nuestra cobertura con solo pulsar un botón. La inteligencia artificial de los enemigos no es un aspecto muy destacable, limitándose a esconderse tras una protección asomando la cabeza cada cierto tiempo, con lo que los patrones de ataque no presentan estrategias avanzadas de flanqueo que nos obliguen a movernos constantemente, pero la espectacularidad del título sigue presente en multitud de situaciones donde, a pesar de ser un script, nos deleitará con la destrucción de un edificio en tiempo real mientras se despedaza y cae envuelto en una nube gigante de polvo. La variedad de armas es grande, y podremos cambiar accesorios como mirillas, con mayor o menor alcance. El uso de armas de combate cuerpo a cuerpo como el hacha está muy bien implementado, así como la implementación de las fases de francotirador o a los mandos de diversos vehículos, y acciones como pegarle una patada a una puerta lanzando una granada de humo se realizarán de manera automática generándose un momento de acción en cámara lenta que nos permitirá despejar la sala de manera espectacular.

Un multijugador para los nuevos tiempos

Sin duda el modo multijugador online es lo mejor de Medal of Honor: Warfighter. Aunque a pesar de ello cuenta con algunas lacras como un tamaño de mapas excesivamente pequeño si lo comparamos con otros juegos similares. Escenarios cuyo diseño pasillero y lleno de coberturas viene bien para cierto tipo de modos de juego pero no así para otros, la mayoría, donde se requieren espacios abiertos o una mayor variedad de entornos y alturas si queremos desplegar distintas estrategias de combate. Duelos a muerte, capturar la bandera, mantener zonas concretas durante un tiempo determinado son algunos modos clásicos típicos de este tipo de juegos, aunque en esta ocasión el más novedoso es el modo Home Run, una variante de capturar la bandera en la que podremos establecer reglas propias pero en la que no podremos renacer si caemos muertos. Hasta veinte jugadores de manera simulánea podrán darse cita en cada uno de los modos, y la total ausencia de ralentizaciones es un motivo para levantarse y aplaudir una apuesta que si bien no es perfecta, sí es muy sólida. Por supuesto, el sistema de perks y añadidos nos permitirán evolucionar a nuestro personaje, así como desbloquear nuevas armas conforme vayamos ganando puntos de experiencia.

Hasta veinte jugadores de manera simulánea podrán darse cita en cada uno de los modos, y la total ausencia de ralentizaciones es un motivo para levantarse y aplaudir una apuesta que si bien no es perfecta, sí es muy sólida

El apartado gráfico de Medal of Honor: Warfighter hace uso del motor gráfico Frostbite 2.0, usado en la también conocida saga bélica de Electronic Arts, Battlefield. Los escenarios recreados en alta definición hacen gala de unas texturas que en ocasiones son muy buenas y en otras superficies no lo son tanto, un elemento que no queda empañado por la espectacularidad general del conjunto en la que los efectos de explosiones son lo más destacable de unas partidas en las que nos sentiremos en medio de un campo de batalla moderno. Es una pena que no se haya aprovechado el uso de la destructibilidad propias del motor gráfico Frostbite 2.0, pero aunque sea en situaciones predefinidas, presenciaremos derrumbamientos muy realistas. La banda sonora es épica y tiene un marcado tono militar que resulta muy satisfactorio, no desentonando en ningún momento. Pero los que se llevan la palma son los efectos de sonido, presentando disparos y explosiones que son tremendamente disfrutables si usamos unos auriculares 5.1. Una buena noticia es que está doblado íntegramente al castellano, algo que aplaudirán los jugadores a los que no les guste leer los subtítulos en pantalla.

Medal of Honor: Warfighter es un buen juego de disparos ambientado en la guerra moderna, que parece ser la moda de los juegos de acción del momento. Con una campaña principal larga, aunque con momentos cliché, te divertirá durante mucho tiempo porque a ella se le suma un modo multijugador online que te invitará a progresar a tu avatar de manera constante. Descárgate ahora de manera gratuita el contenido que te ofrecemos aquí y descubre si este juego de EA supera a Call of Duty.

Icono de Medal of Honor: Warfighter

Tipo Vídeo

Versión video

Tamaño 30.6 MB

Otras Versiones

video

Valoración