Eazel

Español

Path of Exile

Descargar

Adéntrate en el mundo de Wraeclast y sobrevive a hordas de enemigos en un MMORPG accesible, divertido y gratuito

Pros

  • Toda la esencia de los MMORPG, pero sin complicar la experiencia con intrincados menús.
  • Nunca existirán dos personajes iguales, pues su rama de habilidades es amplísima.
  • Gráficamente equiparable a los mayores exponentes del género.
  • El título es completamente gratuito.

Contras

  • No está localizado al castellano.

Path of Exile es un juego enmarcado dentro del género de los MMORPG, rol multijugador masivo online, desarrollado por la compañía Grinding Gear Games y disponible para su descarga de manera totalmente gratuita en ordenadores con sistemas operativos Windows.

El mundo de Wraeclast

Si hablamos de juegos de rol y acción, pocos usuarios iniciados en estas lides dejan de acordarse de Blizzard y su intemporal saga Diablo. Pero lo cierto es que entre la salida al mercado de su segunda parte y la llegada de la tercera, pocos títulos habían conseguido captar la atención de los amantes de un género que tiende a ser masivo cuando el videojuego consigue crear una comunidad que merezca la pena. Tras finalizar su beta abierta, Grinding Gear Games tiene el honor de haber aglutinado a nada menos que dos millones de jugadores en sus servidores, que quedaron encandilados por un título de mecánicas divertidas y que, en conjunto, resultaba una experiencia más que satisfactoria. Tanto es así que no tardó en llegar a la plataforma de juegos más conocida entre los usuarios de PC, Steam, donde rápidamente se posicionó entre los primeros puestos en la lista de descargas. Y es que los amantes de los MMORPG, juegos de rol multijugador masivo online, están de enhorabuena. Porque el mundo de Wraeclast merece la pena, y mucho.

El juego comenzará con nuestro personaje perdido e inconsciente en las playas de Twilight Strand, un lugar muy poco amigable donde seres infernales intentarán darnos caza. Y sus nombres no invitan a la relajación, pues Ahogadores y Escupidores de Arena son solo dos ejemplos de las criaturas a las que tendremos que matar para sobrevivir en el mundo de Wraeclast. Los primeros pasos, como es habitual en el género, serán a modo de tutorial en el que se nos mostrarán las particularidades de los siete tipos de personajes que podremos elegir al empezar la aventura. Pero lo que destaca en Path of Exile es la simplicidad con la que han elaborado el árbol de habilidades, un gran trabajo que sigue siendo tan profundo como en otros juegos de corte similar pero que no abruma al jugador con innumerables menús, pues serán tres las grandes columnas sobre las que desarrollar a nuestro avatar: fuerza, inteligencia y agilidad. Cada arquetipo de personaje será especialista en un tipo de habilidad concreta, que a su vez se ramificará en otros atributos más específicos, y para mejorar cada apartado no deberemos gastar puntos de ningún tipo porque el juego lo hará automáticamente a medida que subamos de nivel.

Path of Exile es una buena forma de hincarle el diente al género de los MMORPG sin abrumarnos con menús excesivamente complicados y teniendo la seguridad de que la experiencia a los mandos de nuestro personaje será lo suficientemente profunda y satisfactoria

Pero no hay por qué preocuparse si lo tuyo es la personalización, pues cada tipo de personaje contará con un entramado de habilidades pasivas que podrá desarrollar en la dirección que desee conectando hasta un total de 1.350, con lo que aunque dos jugadores elijan el mismo tipo de personaje, difícilmente evolucionarán de la misma forma. La ramificación de habilidades que surgen de la rama principal es grandísima, ofreciendo libertad al jugador para crear el personaje que desee. Además de ello, los objetos y armas con los que nos hagamos durante la aventura tendrán huecos en los que incrustar gemas de poder con los que introducir una característica a dicho arma. Usar estas capacidades sí restarán maná a nuestro jugador, y gestionar este elemento apropiadamente puede ser la diferencia entre salir de un apuro con éxito o perecer desbordados por los enemigos de una zona determinada del mapa. Existirán varios tipos de gemas, tanto para atacar como para defender, siendo posible engarzar varias de distinto tipo a un mismo objeto o arma.

Una tienda sin monedas

El modelo de negocio de los juegos Free to Play, disponibles desde su inicio de manera totalmente gratuita, se suele basar en la existencia de una tienda oficial online donde poder comprar diversos objetos o añadidos que nos ayuden a avanzar en la aventura. El canje se suele realizar con monedas, ya sea consiguiéndolas en la partida o comprándolas con dinero real, pero en Path of Exile esta forma de cambio no existe. Ni oro ni plata, sino el trueque, será la forma con la cual sus creadores nos permitirán hacernos con los extras que más nos interesen. Para comprar algo necesitaremos pergaminos u orbes completos, objetos que no solo sirven de canje en la tienda sino que tienen una utilidad práctica en la partida, con lo que deshacernos de ellos será una decisión que pensarse con calma. Los pergaminos nos dan información acerca de objetos raros, y los orbes pueden ser usados para aumentar nuestro poder de ataque o armadura incrustándolos en cualquier tipo de arma o escudo. Un sistema que gustará a unos y decepcionará a otros, pero que por diferente no podemos sino congratularnos por la valentía que ha demostrado Grinding Gear Games en este sentido.

Mundo nuevo, mecánicas clásicas

En lo que respecta al sistema de control, hemos de decir que a poco que se le echen unas horas, Path of Exile no supone necesariamente una barrera ni siquiera para los jugadores que jamás hayan jugado a un título de estas características. Lejos de tener que memorizar complicadas combinaciones de teclas, todo el protagonismo recae sobre nuestro ratón. Cada habilidad estará asignada a un botón, usando solo el teclado para acceder a atajos de menú, si así lo deseamos. En pantalla aparecerán una esfera de maná y de puntos de vida que se irán rellenando de manera automática siempre y cuando no recibamos un golpe o hagamos uso de cualquier ataque o defensa que requiera magia, tanto si es un hechizo como el uso de armamento encantado. Todo un sistema de control ágil con el que encarar las frenéticas batallas de un juego que no pierde la esencia de los MMORPG de siempre, pero que tampoco constituye el ejemplo más profundo de unas mecánicas diseñadas para que cualquier tipo de jugador se sienta cómodo con él.

Cada personaje hablará, con voces distintas que solo podremos oír cuando subamos de nivel o alcancemos un logro concreto

Gráficamente, Path of Exile hace gala de un apartado técnico equiparable a los mayores exponentes del género. Con una vista en tercera persona en perspectiva aérea, los modelados y animaciones en pantalla son muy satisfactorios a la vista. Destacable es la dirección artística, que envuelve de un tono fantástico y oscuro a escenarios y personajes que consigue transportarnos a su universo imprimiéndole personalidad. La música cumple sin ser repetitiva, aportando un ambiente adecuado a cada situación, ya sea exploración o batallando. Cada personaje hablará, con voces distintas que solo podremos oír cuando subamos de nivel o alcancemos un logro concreto, pero que ayudan a perfilar la personalidad de cada uno. Es una pena que no esté doblado al castellano, lo que hubiera redondeado una experiencia que incluso en inglés vale la pena.

Path of Exile es una buena forma de hincarle el diente al género de los MMORPG sin abrumarnos con menús excesivamente complicados y teniendo la seguridad de que la experiencia a los mandos de nuestro personaje será lo suficientemente profunda y satisfactoria. Además, al ser Free to Play está disponible de manera gratuita, con lo que te recomendamos que lo descargues y compruebes por ti mismo hasta dónde puedes llegar en el mundo de Wraeclast.

Icono de Path of Exile

Tipo Programas gratuitos

Versión 1.0

Tamaño 7.4 MB

Otras Versiones

1.0

Valoración