Eazel

Español

You Have to Win the Game

Descargar

Recolecta tesoros y artefactos secretos en una aventura retro donde el humor y la dificultad van de la mano

Pros

  • Su estilo retro nos teletransporta a las primeras generaciones de videojuegos.
  • El modo de dificultad YOLO es un verdadero reto.
  • Los movimientos responden sin lag alguno a nuestras órdenes, algo capital en este tipo de juegos.

Contras

  • La rejugabilidad es escasa pues las pantallas no cambian.

You Have to Win the Game (Tienes que ganar el juego) es un título de plataformas en scroll lateral en dos dimensiones desarrollado por la compañía Pirate Hearts y disponible para su descarga de manera totalmente gratuita para sistemas operativos Windows.

El gusto por lo retro

En pleno siglo XXI el mundo del videojuego está viviendo una revolución tecnológica, si es que alguna vez dejó de vivirla, que amplia los límites del realismo con cada nueva hornada de títulos. Es por ello que resulta irónico que estemos presenciando una oleada de juegos de estilo retro que beben directamente de los clásicos de la generación de videoconsolas de 8 bits. You Have to Win the Game pertenece a este grupo, y ni su existencia ni la de tantos otros se podría entender sin la eclosión de los innumerables estudios de desarrollo indie que proliferan por doquier en la industria del ocio electrónico de nuestros días. En un mercado digital donde tienen cabida tanto los grandes juegos AAA como proyectos más modestos pero no por ello menos atrayentes, You Have to Win the Game se suma al carro con el que podrás deleitar tu paladar de jugón con una experiencia como las de antaño.

You Have to Win the Game es uno de esos juegos que enamorará a un cierto tipo de jugador, hará escupir sapos y calandracas a otros y supondrá un reto para ambos

La historia de You Have to Win the Game no está muy elaborada, pero tampoco lo pretende. Y es que si rozas la treintena sabrás que eran pocas las ocasiones, salvo hornosas excepciones, en las que la trama de un juego era capital a la hora de decidir una compra en los años ochenta. Encarnando a un simpático protagonista de cabeza grande y ojos saltones, todo lo que tendremos que hacer es avanzar por escenarios en dos dimensiones mientras evitamos las trampas, enemigos, cortinas de fuego y abismos varios que podrán acabar con nuestra vida en un instante. El objetivo es explorar el entorno al tiempo que seguimos adelante recolectando tesoros y artefactos ocultos, una premisa que quizá no suponga un valor añadido ni un paso adelante en innovación narrativa, pero que cumple sin más con una propuesta que no aspira a construir una historia compleja. La lista de movimientos se reduce a avanzar hacia adelante o hacia atrás y saltar, pudiéndose hacer de manera doble si lo necesitamos.

Los gráficos de tu infancia

Técnicamente You Have to Win the Game presenta en pantalla unos simpáticos y fluidos sprites que se mueven con soltura en unos escenarios donde las formas geométricas simples y los píxeles de colores son los protagonistas absolutos. El título puede ser disfrutado en dos modos de configuración de colores. El primero de ellos solo mostrará cuatro colores en su modo de gráficos CGA, disfrutando de una música compuesta íntegramente con sonidos en formato MIDI. La segunda opción nos permitirá habilitar el modo EGA con dieciseis colores, ampliándose la gama cromática pero quizá perdiendo por el camino el encanto del modo original.

Independientemente de qué modo de visualización escojas, el juego podría convertirse en un reto tremendamente difícil si te desesperas en sus a veces intrincadas plataformas y pantallas. Para los más osados existe un modo de dificultad llamado YOLO, en el que solo contaremos con una vida, con lo que cualquier movimiento en falso nos llevará irremediablemente a comenzar el juego desde el principio. Volveríamos a tener que recolectar todo el dinero del escenario, hasta llegar al 100%, para acabar una aventura de exploración en la que, aunque no falta el humor, perder los papeles está en la lista de las cosas que pueden ocurrirte. Al finalizar la aventura, si lo consigues, el título te mostrará cuánto tiempo has tardado en completarla y cuántas veces has muerto, siempre que no estés jugando en modo YOLO.

You Have to Win the Game es uno de esos juegos que enamorará a un cierto tipo de jugador, hará escupir sapos y calandracas a otros y supondrá un reto para ambos. Su sencilla propuesta no necesita aderezos para divertinos durante cada una de sus pantallas, con lo que recomendamos que lo descargues ahora de manera gratuita si quieres experimentar la estética, y sobre todo la dificultad, de los juegos de otro tiempo.

Icono de You Have to Win the Game

Tipo Programas gratuitos

Versión 2013-10-24 Update 2

Tamaño 3.21 MB

Otras Versiones

2013-10-24 Update 2

Valoración